Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

HABLE CON SUS ALUMNOS SOBRE EL ALCOHOL

Publicado por daniel 24/01/2008 16:36 / 1 Comentario Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

Docentes que saben escuchar

COLOMBIA

Los profesores universitarios son sinónimo de autoridad o de amistad. De su papel orientador depende en muchos casos que los estudiantes no abandonen las aulas.

 

Adriana entra desesperada a la oficina y le plantea el problema al Decano: "¿usted podría hablar con mi mamá?, Ella no me deja ir a una salida de campo".

 

El Decano, con más de 20 años de experiencia en la docencia, la mira sorprendido y realiza la llamada telefónica. El momento se torna tenso. Adriana, sigue atenta la conversación y comienza a llorar cuando va descubriendo que su madre sigue negada a darle el permiso. El "no" es definitivo. Sin éxito, el "experimentado" profesor trata de calmarla. Ella aprovecha para confesarse: " Mis papás son muy estrictos, no me dejan hacer nada" puntualiza y se va.

 

Aunque parece una historia de colegio en épocas de permiso para ir a la convivencia o excursión de fin de año, esto ocurrió en la decanatura de la Facultad de Arquitectura de una prestigiosa universidad. Es común ver en las instituciones de educación superior a profesores que conocen la situación de un alumno y tratan de ayudarle, tratando de cumplir con un papel de orientador.

 

Esto lo comprueba Alberto Rivera, un politólogo docente que se ha convertido en una especie de psicólogo para sus estudiantes. "La realidad es que las relaciones que se tejen en la universidad entre los docentes y los alumnos tienden a ser impersonales. Pero lo cierto es que si uno está dispuesto, puede abrir una ventana para que se establezcan lazos de confianza que le permitan al estudiante hablar de sus problemas" dice.

 

En el caso de Rivera, "la ventana abierta" ha sido espontánea porque sus alumnos se acercan a contarle "los rollos" y situaciones que afrontan a diario y que en muchos casos, afecta su rendimiento académico. En sus casi 10 años como docente, y en su diván improvisado, al mejor estilo de un psicólogo, ha escuchado cientos de historias que le permiten, con certeza, decir cuáles son los problemas más frecuentes por lo que pasan sus alumnos.

 

El alcoholismo, la falta de plata en la casa, la violencia intrafamiliar, los problemas con sus padres y los duelos amorosos encabezan la lista. Lo que tiene que ver con el amor, Rivera los llama periodos de transición, pues según él saltan del enamoramiento al desenamoramiento. "Generalmente su ego y autoimagen se afecta mucho con un rompimiento" explica. Lo que más le preocupa es el aumento del consumo de alcohol. "Algunos de mis estudiantes han llegado a admitir que toman todos los días".

 

Comprometido con su labor, Alberto asegura que una buena forma de cumplir un buen rol frente a la problemática social de los alumnos por parte de la Universidad es cambiar ciertos paradigmas. "Se cree que se produce más conocimiento si se tensiona y se hace mucho en corto tiempo. La carga académica excesiva contribuye al estrés de los estudiantes" opina.

 

Otro factor desencadenante es el mal uso que se le da al servicio psicológico. "Definitivamente creo que hay que desmitificarlo porque sólo son remitidos allí por problemas académicos y no hay conciencia de la necesidad de hacer un mantenimiento emocional y afectivo, dimensiones del ser humano que hay que tener en cuenta".

 

El que apenas comienza...

A pesar de llevar sólo seis meses como docente de informática, Alfredo Estrada ya comprendió que su rol como docente implica mucho más que impartir una asignatura. Después de clase ha institucionalizado unos quince minutitos de tiempo que dispone a la salida de clase para que sus alumnos tengan otros espacios de comunicación.

 

Para Estrada, la participación del docente en la realidad social del alumno depende del compromiso y actitud de cada profesor: "trato de acercarme y de hablarles de mis vivencias para que ellos encuentren alguna posible solución para lo que están viviendo", explica.

 

Al igual que Rivera, Estrada ve muy grave el problema con el alcohol. "Llegan a clase tomados o "enguayabados". Esto es muy "difícil de manejar". Así mismo piensa que hay un tema al que hay que poner cuidado y es que cada vez entran más jóvenes a la Universidad. "La edad promedio es 16 a 19 años. Viven toda clase de conflictos con sus padres y consigo mismos", dice.

 

Ambos coinciden en que otra forma de ayudarlos es que las universidades sigan fortaleciendo las Unidades de Bienestar, construyendo campus que inviten a la interacción y promoviendo la practica de deportes como medio para la prevención de adicciones.

 

FUENTE:
Ministerio de Educación Nacional/ Portal Colombia Aprende/ Artículo

http://www.colombiaaprende.edu.co/html/directivos/1598/article-83130.html

 

 


Publicado por Fisac 9:06 AM / 1 Comentario Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Publicado por Anónimo 25/01/2008 03:18 Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

Me siento muy orgullosa de mis amigos colombianos. Esio es hacer patria. Ojalá ellos logren impreganar de este interés y profesionalismo a sus colegas, para que comprendan que los estudiantes son ante todo seres humanos. Que el trabajo de apoyo emocional y afectivo produce excelentes resultados a nivel académico y a nivel de desarrollo integral, así lograremos formar profesionales exitosos y felices. De esta manera estamos contribuyendo para tener un mejor país. Apostarle a la juventud es ganar.

Gracias por apoyar nuestra labor como psicólogos, gracias por existir como ejemplo de lo que realmente es la pedagogia. Esto es ser verdaderos maestros.

Patricia Calambás

Psicóloga Educativa, U. de la Sabana

Directora PROPSICO - - PROPSICOOP.TDAH

Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.