Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

CÓMO EDUCAR UN HIJO

Publicado por daniel 06/12/2007 08:13 / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

El maestro en casa Consejos para preparar a su hijo para el éxito académico

ESTADOS UNIDOS

Como padres que somos, enviamos a nuestros hijos a la escuela en espera de que regresen con una tarjeta de calificaciones llena de "A". Todo padre desea que su hijo sea un alumno de éxito, pero no todos saben cómo fomentarlo. La clave reside en lo que hacen los padres cuando sus hijos no están en la escuela.

 

Hay que dar varios pasos en casa para garantizar el triunfo en el aula.

 

1. Crear en casa una ‘cultura de lectura'. La lectura es la base de todas las destrezas que se aprenden en la escuela. El amor a la misma ayuda a los estudiantes con su vocabulario, y sus habilidades de solución de problemas. Por tanto, los padres deben comenzar desde temprano a inculcar en los niños el hábito de la lectura.

 

Primeramente, asegúrese de que el niño advierta que valora la lectura. Muéstrele que lee por placer, y que la lectura es necesaria para numerosas actividades cotidianas. Léale recetas, orientaciones para llegar a un sitio, y periódicos en voz alta cuando esté realizando alguna tarea hogareña.

 

Cuando el niño tenga edad de comenzar a leer, pídale que sea él o ella quien se los lea. El Departamento de Educación de Estados Unidos recomienda que los niños vean televisión menos de dos horas al día. Enséñeles a sus hijos que la lectura puede ser tan divertida como la televisión.

 

Asegúrese de que en casa tengan a mano libros y revistas apropiados a la edad de los niños y exhórtalos a leer libros en vez de encender el televisor.

 

El Departamento de Educación cuenta con una guía de actividades divertidas para estimular a que los niños lean en su sitio de la internet www.ed.gov. Mientras más lea el niño durante la enseñanza elemental, más fácil será la lectura en niveles superiores.

 

2. Estimule a sus hijos a que resuelvan problemas por sí mismos. Si los padres están listos para resolver el más mínimo problema que puedan confrontar sus hijos -desde atarse los zapatos hasta limpiar el jugo que derramaron- los chicos no querrán realizar proyectos en la escuela.

 

En vez de precipitarse a ayudarlos, elógielos cuando resuelvan la dificultad por su cuenta (sin embargo, el elogio debe venir sólo si tiene éxito en la solución de una tarea difícil. El encomio por cada logro no los estimulará a enfrentar nuevos retos). Si no pueden resolver un problema de matemáticas, no le muestre la respuesta, sino impúlselos a probar un método diferente para solucionar la ecuación.

 

Enséñele a tu hijo a dividir grandes tareas en pequeños pasos. Un estudiante que pueda separar la limpieza de su dormitorio en la separación de la ropa para lavar, tender la cama y pasar el plumero, podrá llevar a cabo posteriormente proyectos importantes, como reportes de libros y carteles para la feria de ciencias en clase.

 

No olvide premiar al niño por comenzar temprano un proyecto, y organizar el tiempo debidamente, comprándole un libro nuevo o llevándolo a tomar un helado. La mejor manera de inculcarles esta idea es trabajar con el maestro. El primer día de clases, infórmese acerca de las normativas del distrito y el curso de estudio. Entérese de lo que el niño debe ser capaz de hacer al final del curso, y ayúdelo a alcanzar esos objetivos.

 

Envíe mensajes electrónicos al maestro periódicamente, para saber cómo marcha el niño y que éste sepa que hay contacto constante entre usted y el maestro. También asegúrese de que el niño tenga un "espacio para hacer tareas" en casa. Debe consistir en una superficie para escribir, ubicada en una zona tranquila de la casa, alejada de cualquier distracción.

 

El niño necesitará bolígrafos y lápices, hojas rayadas y lisas, una calculadora y un diccionario. Su espacio de estudio debe estar alejado del televisor y el teléfono, pero cerca suyo, en caso de que necesite ayuda.

 

Deje que el niño decore este espacio especial a su gusto. Luego, decida la cantidad de tiempo que debe reservar para hacer la tarea cada noche. El establecimiento de un horario regular le ayudará a crear una rutina. Incluso si no tiene tarea en una noche determinada, estimúlelo a que use el tiempo disponible para leer o terminar problemas adicionales. Mientras más se acostumbre a trabajar cada noche, más fácil le será terminar sus tareas.

 

Finalmente, asegúrese de concentrarse en lo que el niño aprende, en vez de estar tan pendiente de las calificaciones.

 

Si bien estas últimas pueden ser una medida del éxito, es más importante que el niño adquiera buenos hábitos de estudio y nuevas destrezas. Y concentrarte en las calificaciones puede inclinarte a la tentación de "ayudar" demasiado al niño en sus tareas y proyectos. Hágale saber que está orgulloso de sus progresos y con toda seguridad llegarán las buenas calificaciones.

10 de septiembre de 2007

 

FUENTE:
La Opinión/Educación/Padres

http://www.laopinion.com/educacion/?rkey=00070909203448154705

 

 

 


Publicado por Fisac 9:06 AM / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.