Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

CÓMO EDUCAR UN HIJO

Publicado por daniel 01/04/2011 04:53 / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

Consejos para padres: La disciplina – Educando con cariño

Los padres tienen problemas disciplinando a sus hijos cuando esperan mucho o poco de ellos. Algunos padres creen que sus hijos deberían hacer exactamente todo como ellos quieren que se haga, y cuando ellos quieren. Otros padres tratan que sus hijos los obedezcan teniendo una relación de amistad con ellos, en vez de una relación padre-hijo. Ambos métodos disciplinarios tienden a fracasar porque no toman en consideración las necesidades de sus hijos.

 

Autoritaria

Algunos padres esperan que sus hijos ciegamente obedezcan un sinfín de reglas sin ninguna explicación. A este tipo de disciplina se le conoce como ‘autoritaria.' A los niños no se les reconoce como individuos que tienen sus propios deseos, opiniones, y necesidades.

 

Amigo más que padre

Otros padres creen equivocadamente que si se hacen amigos de sus hijos, recibirán su respeto y confianza. Por lo general, los padres emocionalmente inmaduros utilizan este acercamiento porque creen que si disciplinan a su hijo, éste no los querrá más. Estos niños empiezan a creer que no tienen que seguir las reglas, y tienden a meterse en problemas en la escuela y con la ley.

 

Las necesidades de un niño

Una disciplina efectiva toma en consideración las necesidades individuales de cada niño. Conforme un niño se desarrolla, adquiere una identidad distinta a la de sus padres, y aprende a pensar y a actuar independientemente. Parte del trabajo de los padres es ayudar a su hijo con el siguiente proceso: proteger su propiedad y al niño de una lesión física y emocional mientras aprende a comportarse de manera madura y responsable.

 

Balance

La clave de una disciplina efectiva es el balance. Todos los niños necesitan reglas para que sepan qué es lo que se espera de ellos y cómo comportarse; pero tienen que ser reglas que vayan de la mano con sus necesidades. Pueda que un niño de segundo grado necesite completar sus tareas del día tan pronto como llegue a su casa, pero un niño de octavo grado que es responsable con sus tareas debería ser capaz de decidir cuándo las hace. Esto le permite desarrollar importantes aptitudes de planificación, que necesitará cuando sea adulto.

 

Prioridades

Además de establecer reglas para proteger su propiedad, la seguridad de su hijo y el bienestar de sus seres queridos, muchos padres establecen además reglas específicas de acuerdo con sus valores y moral. Estas reglas tienen que ver con la modestia, actividad sexual, religión, elección de amistades, estatus, o actividades extra curriculares. Por lo general, los niños tienden a cuestionar dichas reglas y/o desobedecerlas durante sus años pre-adolescentes y adolescentes.

 

La causa del conflicto se debe generalmente a que si bien un adolescente es capaz de entender que se le prohíbe el uso de sustancias psicoactivas porque son peligrosas y dañinas para la salud, pueda que no entienda el por qué tiene que vestirse de la forma en que sus padres digan. Los adolescentes tienden a percibir las reglas sobre cómo vestirse, a quiénes veneran, con quién parar o qué hacer en sus ratos libres como formas de controlarlos innecesariamente.

 

 Reduzca la tensión decidiendo qué asuntos se pueden negociar, y cuáles no son negociables. Algunos padres pueden dejar que su hija se tiña el pelo de violeta, pero no negociarán con ella el permitirle tener relaciones sexuales. Lo más importante es darse cuenta que, si bien puede tratar de compartir sus valores con sus hijos, y esperar que sigan sus reglas, no puede hacer que sus valores se conviertan también en los valores de sus hijos.

 

Haciendo que obedezcan

Teniendo la información anterior en cuenta, aquí le damos algunos consejos que ayudará a que sus hijos la respeten y entiendan lo que se espera de ellos:

 

  • Déle opciones cuando sea posible. Los niños tienden a querer participar si es que se les permite tener voz y voto.
  • Sea consistente. Una vez que establece una regla, no la rompa, sin importar cuánto ruega, discute, y llora su hijo. Si cede, sabrá que se saldrá con la suya la próxima vez, repitiendo el mismo comportamiento.
  • Hágale saber a su hijo la regla y las opciones si las hay y las consecuencias si no la obedece, y deje que él decida.
  • A menos que la situación sea de vida o muerte, asegúrese que su hijo sufra las consecuencias de su comportamiento. Si tira una piedra al carro de su vecino, no pague por la reparación. Haga que junte el dinero y arregle la situación él solo.
  • Si no tiene otra opción, no le dé una. Si su hijo tiene que terminar su tarea inmediatamente, no le diga ‘¿puedes ir a hacer tu tarea por favor?' En vez de eso, dígale en un tono tranquilo ‘anda a hacer tu tarea ya mismo.'
  • No se moleste. Si no se puede controlar, no espere que su hijo lo haga. Disciplínelo siempre de una manera calmada y cariñosa.
  • Castigue el comportamiento, no a su hijo. Deje en claro que ama a su hijo, pero que ese comportamiento es inaceptable. El humillarlo o insultarlo es faltarle el respeto, y él aprenderá a faltarle el respeto a usted también.
  • Dé un buen ejemplo. Si es deshonesto, es muy probable que su hijo también lo termine siendo.
  • Ponga límites que su hijo pueda cumplir razonablemente. Tenga en cuenta la edad de su hijo y asegúrese que dichos límites sean consistentes.
  • Evite los sermones. Asegúrese que sus expectativas sean simples y claras.
  • Haga cambios a las reglas conforme su hijo madura y se comporta de manera responsable, para que estas reflejen su creciente independencia.
  • Deje que sus hijos opinen. Permítales participar en el proceso de establecer las reglas y los castigos, pero recuerde: usted tiene la última palabra.

 

FUENTE:      Learning Community

http://www.thelearningcommunity.us/recursos-en-espanol/consejos-para-padres/la-disciplina.aspx


Publicado por Fisac 9:06 AM / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.