Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

ALCOHOL EN LA FAMILIA

Publicado por daniel 18/03/2011 01:48 / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

Las consecuencias en la familia de un alcohólico

Por desgracia los problemas con el alcohol son cada vez más comunes, se es alcohólico cuando consumes bebidas alcohólicas sin control. Dicha enfermedad no respeta género, clase social y lamentablemente ataca cada vez en edades más tempranas. Hablamos de una enfermedad crónica que con el tiempo ocasiona problemas físicos, mentales y emocionales y en los peores casos la muerte.

 

Cuando hay un alcohólico en la familia, todos sufren. El alcoholismo de alguien a quien se ama, también destruye a quienes están cerca de él o ella, es desgastante para la familia ver como esa persona que tanto les importa se va consumiendo poco a poco, hace escenitas, pierde el trabajo, no llega a la casa, se torna violento, etc.

 

Quien abusa del alcohol o cualquier otra sustancia se siente impotente, piensa que no tienen el control sobre su cuerpo ni su vida,  lo que los lleva a la depresión. Entran en un círculo vicioso en el cuál toman para olvidar las sensaciones que su enfermedad les genera.

 

Las consecuencias e impacto del alcoholismo la sufre principalmente la familia, aunque no de forma exclusiva. Es normal que los miembros de la familia intenten regresar al equilibrio que tenían cuando la adicción no habitaba en casa, para ello los integrantes adoptan roles disfuncionales con la esperanza de sobrellevar y salir delante de la situación.

 

Actitudes o patrones que suelen tomar los familiares:

 

El salvavidas: Es quien se dedica a "salvar" al adicto. Quien justifica ante los demás el comportamiento del alcohólico y le cubre la espalda ante cualquier situación, por ejemplo: Pagar cuentas, justificarlo en el trabajo, ir a rescatarlo de la delegación, etc.

 

La "oveja negra": Busca llamar la atención para restarle importancia al enfermo. Como resultado obtiene que los demás miembros vuelquen sobre él o ella las sensaciones que el alcohólico les genera.

 

El héroe: Con acciones contrarias a la oveja negra busca también llamar la atención sobre él o ella para desviar las sensaciones de los demás.

 

El acusador: Se dedica a culpar al alcohólico de todos los problemas que ocurren en la casa. El enfermo toma como pretexto las agresiones para seguir bebiendo.

 

El "todo lo puedo": Cargan con las tareas y obligaciones del enfermo,  produciendo una "sobrecarga" que le ocasionará deterioro en su salud. Llegando al borde del estrés se sienten responsables de que todo siga su curso. Esto lo único que hace es que el enfermo no cree consciencia de lo que provoca.

 

El militar: Nace con la idea de que lo que hace falta es disciplina y toma el lugar de "papá" del adicto para "meterlo en cintura". Utiliza regaños, castigos e incluso golpes para "hacerlo entrar en razón".

 

El que no le importa nada: Se desentienden de los problemas y debates familiares, creen que cerrando los ojos los conflictos desaparecerán.

 

Los miembros de la familia del alcohólico suelen sentirse inútiles, culpables e impotentes. El estar involucrados sentimentalmente con el adicto y la falta de información hacen que sus actitudes se conviertan en actitudes destructivas o inapropiadas.

 

Es importante destacar que los hijos de alcohólicos tienen predisposición a sufrir la misma enfermedad que los padres. Un niño en estas circunstancias manifiesta culpabilidad, insomnio, ansiedad, vergüenza, bajo rendimiento escolar,  confusión, ira, incapacidad para resolver problemas, depresión, incapacidad para relacionarse y establecer amistades. Algunos niños o jóvenes tratan de adoptar el rol de "padre" o "madre" en la familia y escuela. Quien crece con padres alcohólicos suele desarrollar patrones de conducta compulsivos y destructivos a lo largo de su vida.

 

Lo usual es que las personas cercanas al adicto intenten hacer algo por él, pensando que pueden rescatarlo aunque no sepan cómo. La familia hace el intento por ayudarlo desarrollando conductas autodestructivas que solamente facilitan la progresión de la enfermedad.  Debemos estar conscientes que un adicto muestra violencia física y verbal. Lo ideal es pedir ayuda profesional.

 

En los grupos de familia Al-Anon encontrarás familiares y amigos que conviven con el  alcoholismo de un ser querido. Platican sus experiencias con el fin de encontrar la solución.

 

Contacto Al-Anon en México: (55) 52 08 96 07, (55) 52 08 96 67, (55) 52 08 21 70.

http://al-anonalateen.mx/

 

Recordemos que el alcohólico consume para dejar de sentirse mal y no para sentirse bien. Basándonos en esto no hay mucho que podamos hacer para ayudarlo sin que un profesional nos asesore.

 

FUENTE:      MenteBlog

http://www.menteblog.com/las-consecuencias-en-la-familia-de-un-alcoholico/

 


Publicado por Fisac 9:06 AM / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.