Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

ALCOHOL EN LA ESCUELA

Publicado por daniel 25/03/2011 02:23 / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

Se agrava alcoholismo en los planteles escolares

MEXICO

José y Juan van en segundo de secundaria, y un día como cualquier otro fueron llamados a la dirección. Sorprendidos, comenzaron hacer burla de la situación. Sin embargo, el semblante les cambió cuando al llegar a la oficina la titular del plantel en compañía de sus padres, les pidió una explicación por haber encontrado en sus mochilas latas de cervezas. Este, como otros casos, es sólo un ejemplo de las situaciones que se llegan a presentar en las escuelas secundarias de Quintana Roo, en materia de bebidas con alcohol.

 

De acuerdo a datos de Centros de Integración Juvenil  (CIJ), planteles públicos en Cancún como la técnica 18, la general 15 de Mayo, la técnica 16, más conocida como "8 de Octubre", y la ubicada en la región 228, "Javier Rojo Gómez", forman parte de las escuelas que constantemente canalizan a sus estudiantes hacia la institución en busca de ayuda.

Aunque existen pláticas ocasionales y psicólogos esporádicos enviados por organizaciones civiles como "Toma el control". De acuerdo a la orientadora y trabajadora social de la secundaria "Belisario Domínguez", Marisa Fuentes Hernández, no son suficientes para erradicar el problema de adicciones en la juventud. Acciones de concientización hacia el personal docente y psicólogos que ofrezcan sus servicios permanentes en los centros de estudio, son para la especialista, requerimientos necesarios que ayudarán a regular las situaciones de riesgo que genera el alcoholismo en la adolescencia.

"No es suficiente con nada más venir de vez en cuando a dar pláticas, hacen falta mucho más, cosas que los papás no pueden dar en casa", dijo.

Soledad, abandono y desinterés de los padres son causas que, según la servidora de la institución, han provocado que los adolescentes se inclinen al consumo de alcohol por curiosidad.  Aun cuando no los ve como consumistas, considera que lo hacen para llamar la atención. "A veces dicen cosas que no hacen, tienen mucha imaginación, la verdad es muy eventual cuando traen algún problema grave de adicción", aclaró.

La edad regular en que llegan los estudiantes a los Centros de Integración Juvenil, es alrededor de los 13 años como experimentadores, en donde la mayoría son detectados por medio del plantel escolar, informó Lilliam Negrete Estrella, directora del CIJ en Cancún. Mensualmente -dijo- ingresan un promedio de 25 jóvenes, de los cuales, más del 60% contienen en su historia de vida consumo del alcohol, en donde el 80% son hombres y el 20% restante mujeres.

Para ella, la falta de percepción de riesgo en el uso prematuro y el abuso de la sustancia legal, la inhabilidad de decir que no, por miedo a no pertenecer a un grupo social y la desinformación, genera en los niños y jóvenes conductas de aceptación. "Aparentemente, no es una situación que tenga índice de daño a corto plazo, el alcohol se usa entre los chicos como una forma más de experimentar y convivir", precisó.

También, comentó que existe otra situación importante en la familia: "El hecho de que se presente la permisividad del consumo, no quiere decir que sea encauzarlos hacia una enfermedad, sino da referencia al conocimiento  de las sustancias y del posible desarrollo de bebedores sociales, lo que significa una escasa probabilidad de continuar con el consumo. La situación es, la implicación de los factores de riesgo".

La secundaria, es el nivel más común de experimentación en el alcohol, esto con base en estadísticas del CIJ, en las cuales durante el 2009 atendieron a 254 pacientes consumidores, de los cuales el 24% se ubicó entre los 15 y 19 años.

FUENTE:      Sipse.com

http://www.sipse.com


Publicado por Fisac 9:06 AM / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.