Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

ALCOHOL EN LA FAMILIA

Publicado por daniel 31/10/2007 07:45 / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

Sugieren atender a la familia del adicto

Guillermina Natera

MEXICO

La familia no es la única causa de que alguno de sus miembros se convierta en adicto, es más, al no saber cómo enfrentar el problema, ella misma necesita atención.

Bajo esta premisa, Guillermina Natera, coordinadora del Área de Investigaciones Psicosociales en el Instituto Nacional de Psiquiatría, ha estudiado desde los años 60 el problema de las adicciones y su relación con la violencia y la salud mental.

"A la familia tenemos que enseñarle cómo enfrentar el dilema de no saber si censurar al hijo, la madre o al esposo adicto; si hay que castigarlo, permitirlo, enfrentarlo como un problema social o si deben pensar que, finalmente, 'así es la vida', pues este no saber qué hacer causa muchísima tensión", considera la investigadora, galardonada con el Premio Nacional de Investigación Dr. Manuel Camelo Camacho 2007.

En busca de ayuda "Si bien es cierto que las interacciones familiares ocasionan una serie de problemas y conflictos, también es cierto que no se trata de la única causa de la adicción", dice Natera.

El contexto donde vive esa familia, la personalidad del individuo y su genética son factores que determinan el consumo de droga.

De hecho, generalmente quien pide ayuda es un miembro de la familia, el más preocupado o el más cercano al usuario de alcohol u otras sustancias.

"Desde que platica su problemática, el estrés baja y ve con más claridad la situación; si esta familia aprende a resolver y enfrentar la situación de manera más tranquila y acepta que la está viviendo, puede decidir qué hacer y qué no al respecto", comenta la psicóloga, quien ha publicado más de 160 artículos científicos sobre su línea de investigación.

"La experiencia que hemos tenido, después de conocer cómo las familias mexicanas afrontan el consumo de alcohol u otras drogas y diseñar modelos de intervención, es positiva: la familia siente alivio, cambia las estrategias de cómo enfrentar la problemática y muchas veces el adicto también pide ayuda para cambiar", agrega.

 

Para recibir atención, el consumidor de drogas debe tener la convicción de que quiere asistir a un tratamiento, y que solamente si él lo desea lo va a poder hacer.

 

Pero la búsqueda de ayuda no siempre sucede porque la mayor parte de las familias, dice Natera, viven en secreto el problema, les da pena y vergüenza, tienen miedo de reconocer que un familiar es adicto.

Unos sí y otros no

No todas las personas que consumen drogas se vuelven adictas; en el caso de los jóvenes, la mayoría se queda como consumidor experimental, asegura Natera.

"Pero en la medida en que el joven esté angustiado y ansioso, y encuentre que el consumo de drogas le da cierta tranquilidad, verá que ese es un buen paliativo; sin embargo, sólo es eso, un paliativo.

"A estos jóvenes hay que enseñarles otras formas de lidiar con la ansiedad y la angustia, una más benéfica, que les ayude a resolver los dilemas de la adolescencia", considera la investigadora.

Estadísticas de los Centros de Integración Juvenil revelan que el número de consumidores va en aumento y que cada vez hay más adictos de menor edad.

Por todas estas razones la investigadora señala que los programas de atención no se deben enfocar sólo en el adicto, porque a veces es quien opone más resistencia.

Incentivan la investigación

La Fundación Manuel Camelo Camacho entrega su premio anual a investigadores que trabajan en pro de la salud mental.

Entre los galardonados están Juan Ramón de la Fuente Ramírez (1998) y María Elena Medina-Mora (1993).

Además, otorga becas para estudios de posgrado y patrocina la construcción de una biblioteca y un centro de informática de psiquiatría y ciencias de la conducta.

Un programa que próximamente lanzará la fundación es el de "abre las puertas".

"Es una iniciativa de Norman Sartorius, ex director del Departamento de Psiquiatría de la Organización Mundial de la Salud, enfocada a la lucha contra la discriminación provocada por las enfermedades mentales", señala Manuel Camelo Hernández, presidente de la institución.

 

La primera etapa se referirá a la esquizofrenia y el mensaje es que los tratamientos actuales permiten que una persona con esta enfermedad pueda funcionar, integrarse a la sociedad y ser productivo.

www.fundaciondrmanuelcamelo.org

Así lo dijo

"Hay que darle atención a las familias y no pedir como requisito que el consumidor asista a tratamiento, porque la familia tiene otro problema y eso es lo que hay que atender".

Guillermina Natera, psicóloga

Georgina Montalvo

 

FUENTE: 
Instituto Nacional de Psiquiatría

                        Periódico Reforma/Vida/Noticias

 

 


Publicado por Fisac 9:06 AM / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.