Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

CÓMO EDUCAR UN HIJO

Publicado por daniel 13/08/2010 01:49 / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

¡Está creciendo!, pronto será un adolescente

En este artículo la autora ecuatoriana detalla varios cambios que se presentan en los hijos cuando entran en la etapa de la adolescencia. Es una época maravillosa en la que el adolescente descubre su identidad y define su personalidad. Explica cómo prepararse para cuando llegue este momento y cómo se les puede orientar y guiar cuando tengan inquietudes. Es esencial estar cerca de ellos y conversar sobre los cambios físicos y psicológicos que van a experimentar, y la gran responsabilidad que tienen de administrar y vivir su vida dignamente.  Es un buen momento para hablarles del compromiso y la fidelidad hacia los padres, amigos y, sobre todo, hacia Dios. 

 

De pronto comenzamos a darnos cuenta de que nuestros "pequeños" se están haciendo "grandotes". Han dejado de ser los niños de la casa; su cuerpo ha comenzado a cambiar. En el caso de las mujercitas se presenta la menstruación, sus senos empiezan a crecer y la vellosidad pélvica y axilar es notoria. En los varones, la sudoración adquiere un fuerte olor, también es visible la vellosidad pélvica y axilar y, en algunos, aparecen los primeros bigotitos y presentan poluciones nocturnas; de vez en cuando, sale uno que otro "gallo", manifestando que ha comenzado ya el cambio de voz.

 

No hay que preocuparse. En algunos chicos y chicas, los cambios son más rápidos; en otros, tardan un poquito más. Lo importante es que los padres les acompañemos en estos momentos de su vida. Han dejado de ser niños para entrar en la adolescencia.  


Debemos adelantarnos a los acontecimientos. Aunque a veces cuesta hablar de estos temas, es necesario que antes de que inicie el proceso, conversemos con los hijos con naturalidad acerca de todo lo que va a pasar. Lo debemos hacer individualmente, explicándoles con cariño y delicadeza las transformaciones que va a tener su cuerpo.


En efecto, este proceso no supone solamente un cambio físico; es importante, que junto a la explicación anatómica del cuerpo, les comentemos que todo eso sucede, porque Dios nos ha regalado el don precioso de la procreación, es decir, de poder tener hijos, de estar abiertos a la vida.


Es fundamental ofrecerles pautas para respetar y cuidar este incomparable don, así los padres podemos dirigirnos a los hijos en estos términos:

 

La sexualidad que te viene dada desde el primer momento de la concepción es parte de tu ser. No es un añadido. Naces varón o mujer. Y todas las acciones que realices estarán dirigidas desde ese ser varón o desde el ser mujer.

 

Tu ser personal está constituido por cuerpo y alma. Eres María, Pepe, etc..., es decir, un ser completo y único. Debe haber equilibrio entre estas dos dimensiones material y espiritual. Si descuidas tu cuerpo, tú, María o Pepe..., te sientes mal, te enfermas, esto afecta no sólo al cuerpo sino a todo tu ser. Por ejemplo, cuando te duele la cabeza, no dices "la cabeza está adolorida pero yo estoy bien", sino, "me duele la cabeza, me siento mal". Lo mismo sucede con el alma. Si descuidas tu alma, tú María o Pepe..., te sientes mal, estás enferma o enfermo, tu vida se altera, se puede convertir en un problema. Por ejemplo, cuando estás triste, todo tu ser se afecta, experimenta decaimiento; incluso, a veces, parece que hasta te duele el cuerpo. Todo esto evidencia que eres una realidad íntegra, y es necesario que no descuides ninguna de las dimensiones que constituyen tu ser personal. 

 

FUENTE:
Plan Amanecer

http://planamanecer.com/familia/

 


Publicado por Fisac 9:06 AM / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.