Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

CÓMO EDUCAR UN HIJO

Publicado por daniel 31/03/2010 05:16 / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

Diálogo Entre Padres E Hijos

Comunicarse es algo más que hablar y escuchar, incluye también el diálogo.

Los diálogos deben basarse en la reflexión, en la razón, no en la confrontación emocional.

 

Se puede lograr una relación más empática con los hijos, si se atiende afinando el oído para escuchar mejor los mensajes ocultos (el subtexto).

 

Debe existir una comunicación fluida e informal. Pero también deben marcarse algunos momentos para reunirse y tratar temas formales como los estudios, las interrelaciones, alegrías y problemas... Esos espacios temporales, que han de ser breves, relajados y efectivos, resultan necesarios para poder hablar con claridad y profundidad de temas que a todos interesan.

 

En el hogar hablaremos de lo que nos preocupa a los hijos y a los padres. Del apoyo mutuo entre ambos. Los problemas familiares deben ser comunicados a los hijos (adaptándolos a sus características y comprensión), ya sean financieros..

 

Hablaremos de las ocupaciones (trabajo, estudios, tareas domésticas...), del dinero de bolsillo, del horario para regresar a casa... Y también de educación. De nuestros sueños y pesadillas, de lo que nos gustaría cambiar, del peso de la vida familiar, de la responsabilidad de la buena marcha de la familia.

 

Los padres han de ganarse la confianza de sus hijos para que pase lo que pase lo cuenten en casa (ya sean agredidos, víctimas de abusos...), para que cuando el grupo influya mucho, los padres desde un segundo plano estén receptivos a cualquier consulta o demanda.

 

En todo caso, los padres siempre han de ser cautelosos con la expresión "no cuenta nada" referida al hijo, pues hay temas que normal y sanamente los hijos no cuentan (ni contaron, ni contarán) a los padres (primer amor, miedos "inespecíficos", su aspecto físico, lo que les dicen los amigos (cuando se ríen de ellos o les pegan), el terrorismo, el "maligno" (espíritus, fantasmas..), ideas de suicidio, pensamientos de fuga, el "fin" del mundo, el quedarse solo/a por un accidente de sus padres, lo que piensen sus padres de algunas cosas de ellos).

 

Debemos incentivar a los hijos para que desde pequeños realicen preguntas, para que den su opinión, para que dialoguen.

 

Es imprescindible para que la comunicación fluya tener horarios para encontrarse padres e hijos, a diario, aprovechando los fines de semana y los tiempos de vacaciones para tener más contacto con ellos.

 

Es importante la manera de estar con ellos, que sientan de verdad que somos un apoyo.

 

FUENTE:
Educar bien con Javier Urrua

http://educarbienconjavierurra.blogspot.com

 

 


Publicado por Fisac 9:06 AM / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.