Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

ALCOHOL EN LA FAMILIA

Publicado por daniel 10/09/2007 01:19 / 2 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

La mujer y la depresión

La depresión se ha convertido en una de las enfermedades más comunes de nuestra sociedad, y su incidencia ha aumentado rápidamente en los últimos años. Los especialistas afirman que más del 15% de toda la población mundial padecerá un episodio depresivo a lo largo de su vida, de los cuales 12.7% serán hombres y 21.3% mujeres.

Por desgracia, México no ha escapado de esta tendencia y hoy se estima que uno de cada 20 mexicanos padece de este mal. La forma de vida que actualmente llevamos incide en el desarrollo de la depresión, la contaminación visual y auditiva, el tráfico, la lucha laboral y la búsqueda de estatus o poder, entre otras.

Cabe señalar que quienes padecen esta enfermedad, no necesariamente presentan todos los síntomas. El tipo de depresión depende de cada persona y del grado de susceptibilidad a los factores externos que tiene una persona frente a otra. No obstante, estadística y clínicamente se ha comprobado que la depresión en todas sus formas -hasta el grado más severo de melancolía- aqueja fundamentalmente a las mujeres.

Se sospecha que una variedad de factores únicos en la vida de la mujer juegan un papel muy importante en la depresión, entre los que destacan los de tipo reproductivo, hormonal, genético o biológico; además de los factores interpersonales; y ciertas características psicológicas y de personalidad. Sin embargo, las causas específicas de la depresión en la mujer no son claras, ya que muchas mujeres que han sido expuestas a estos factores no sufren de depresión.

A pesar de ello, debemos recalcar que la depresión es una enfermedad curable para la cual se disponen actualmente de varios tratamientos eficaces y seguros.

Adolescencia, el inicio de una tendencia

Al llegar a la adolescencia, las mujeres tienen una probabilidad dos veces mayor que los varones de haber experimentado un episodio depresivo serio, debido a que durante la adolescencia, sus roles y expectativas cambian de forma drástica.

Hay estudios que demuestran que durante el bachillerato las niñas tienen tasas de incidencia más altas de depresión, trastornos de ansiedad, trastornos de alimentación y trastornos adaptativos con síntomas depresivos o ansiosos.

Los factores de estrés durante la adolescencia como la formación de una identidad, la sexualidad en desarrollo, la separación del adolescente de los padres, y la toma de decisiones por primera vez, más otros cambios físicos, intelectuales y hormonales, son generalmente diferentes para los varones, y en las mujeres pueden estar relacionados con la mayor incidencia de depresión.

La sexualidad femenina
Acontecimientos como el ciclo menstrual, el embarazo, el posparto, la infertilidad, la menopausia y, a veces, la decisión de no tener hijos causan fluctuaciones en el estado de ánimo y en algunas mujeres incluye la depresión.

Síndrome premenstrual o trastorno disfórico premenstrual
En la etapa premenstrual de la mujer, es decir de 7 a 15 días antes de la llegada del flujo menstrual, se pueden presentar diferentes síntomas que van desde trastornos físicos hasta alteraciones emocionales que con frecuencia causan molestia como hinchazón, fatiga, náusea, dolor de cabeza, etc; además de tener ánimo deprimido, irritabilidad, ansiedad, tensión, inestabilidad emocional, tristeza y ganas de llorar.

Cuando los síntomas se hacen más severos, ocurren regularmente, y llegan a interferir claramente con las actividades diarias de la mujer y sus relaciones interpersonales significa que tiene una enfermedad conocida como síndrome premenstrual o trastorno disfórico premenstrual, la cual comienza típicamente después de la ovulación y gradualmente se intensifica hasta que comienza la menstruación.

El trastorno disfórico premenstrual afecta a millones de mujeres y si no es tratada, puede empeorar con la edad.

Embarazo y Posparto
El embarazo (si es deseado) raramente es un factor contribuyente a la depresión; aunque esta etapa puede ser de alto riesgo para la depresión por el estrés y las exigencias que conlleva.

Durante el embarazo, la mujer se encuentra más sensible y susceptible, por ello de pronto puede mostrarse triste sin motivo, ansiosa, preocupada o irritable, siendo que este estado puede permanecer durante los nueve meses de embarazo y en estos casos se recomienda que la mujer acuda con su médico para obtener ayuda y orientación para evitar cualquier anomalía en el estado de ánimo, ya sea una depresión o una angustia.

Hay ocasiones en que la depresión se manifiesta luego de que el bebé ha nacido; uno de los principales síntomas es no sentir alegría por el nacimiento del bebé, a esto se le conoce como depresión post-parto. Las fluctuaciones en el estado de ánimo durante el posparto pueden variar desde "bajas" pasajeras del estado de ánimo que ocurren inmediatamente después del parto, hasta episodios de depresión grave. En estos casos, se recomienda que la madre visite a su médico, ya sea al ginecólogo o directamente al psiquiatra, para que prescriban el tratamiento adecuado, ya que el padecimiento pone en juego el cuidado del bebé.

Menopausia
La menopausia, en general, no representa un aumento en el riesgo de la depresión. Las mujeres más propensas a sufrir de depresión durante esta etapa son aquellas con un historial de episodios depresivos previos.
La enfermedad de la depresión sí tiene cura, sin embargo para que esto suceda, es necesario que la persona afectada, una vez que asimila su enfermedad, acepte y se comprometa a estar bajo tratamiento.

El tratamiento siempre dependerá del tipo y severidad de la depresión, en ocasiones será necesario el uso de medicamentos, sin embargo en todo tipo de ansiedad o de depresión, se recomienda que la persona busque medios de distracción como el ejercicio, la lectura, la música, etc.

FUENTE: Vivir sin depresión
T1msn/Salud/Tu Salud
http://www.t1msn.com.mx/Salud/Tusalud/vivirsindepresion

Publicado por Fisac 9:06 AM / 2 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Publicado por Anónimo 27/09/2007 18:48 Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Tengo un problema tengo 37 años no puedo tener hijos por que tengo las trompas tapadas, ya hice muchos intentos y remedios medicos y etc...pero no puedo, ya lo doy por descartado de plano, pero tengo un problema y es depresión por lo mismo de esta situación, claro que trato de subir mi autoestima pero cuando me invitan amigas, a baby shower me deprimo, y por ejemplo ahora tengo una cuñada que acaba de tener a mi sobrino, esto me dio gusto por que es de la familia y sangre...pero por otro lado me siento terriblemente mal, y me siento que no le he dado felicidad a mis padres (a hacer abuelos de un hijo mio), me siento del nabo, que no valgo. Que puedo hacer al respecto??? Adoptar en mi familia no me lo permiten, por favor ayuda.
Publicado por Anónimo 27/10/2007 00:38 Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Tengo 22 años desde siempre me ha bajado la menstruación con mucho dolor y abundante, y se me retrasa hasta diez cuando visito mi ginecólogo dice que es normal, estoy casada hace dos años quiero tener hijos y  todavía no he podido salir embarazada, talvez sea  la tensión que tenemos mi pareja y yo por ser papas o no se mi pareja viaja constantemente y no podemos tener relaciones tan seguido en la semana, a veces lo hacemos dos o tres veces en los dias fértiles , pero no se si es suficiente. Que puedo para relajarme y no pensar todos los meses en eso.Pueden ayudarme.
Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.