Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

HABLE CON SUS ALUMNOS SOBRE EL ALCOHOL

Publicado por daniel 14/05/2009 00:34 / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

Reflexiones sobre las posibilidades educativas de internet para la prevención del abuso de alcohol

Francisco Antonio Díaz Sánchez

ESPAÑA

El nuevo modelo de docente que reclamó la reforma de nuestro sistema educativo a partir de la LOGSE, fue el de un profesional capaz de dinamizar los procesos de enseñanza-aprendizaje, acercándolos más a la realidad sociocultural.

 

Con esta finalidad surgieron los ejes, temas o materias transversales (educación para la paz, educación ambiental, educación para la salud y prevención de las drogodependencias, etc.).

 

Todas estas áreas transversales, transversales porque atraviesan y "aderezan" todo el curriculum escolar, han supuesto para todo el profesorado un auténtico desafío formativo. De repente, han tenido que reciclar su preparación inicial adaptándola a las nuevas exigencias curriculares.

 

Ya que esto se ha producido y se está produciendo continuamente, estimamos que los profesores gozan de la competencia pedagógica, de las materiales que los centros de profesores les proporcionan, así como del conocimiento específico que cursos de perfeccionamiento les ofrece, como para desarrollar un papel clave de asesoramiento a las familias en temas trascendentales como puede ser, bajo nuestro punto de vista, el de la prevención de las drogodependencias, particularmente el consumo excesivo de alcohol, entre sus hijos que son nuestros alumnos.

 

Con ellos, se conseguirá "explotar" al máximo una relación que nos parece crucial para mantener expectativas de éxito en la educación del niño. Nos referimos, claro está, a la necesaria e importantísima relación escuela-hogar, que persiga entre otros objetivos, el de consensuar en el marco del conocimiento profundo que ambas partes comparten del niño y su desarrollo diario, aquellas medidas pedagógicas más oportunas en su educación. De este modo, profesores y padres se apoyarán y complementarán sus puntos de vista para conseguir que los pequeños sean cada vez más responsables, maduros y autónomos.

 

  • El nuevo uso pedagógico de Internet como vínculo formativo entre la escuela y la familia

 

En efecto, es ampliamente aceptado por todos/as la necesaria implicación de los padres y madres en la educación de sus hijos/as. Las asociaciones de padres  constituyen la forma básica de participación en la vida escolar, como miembros activos de las comunidades educativas. Hasta ahora no existía otro modo.

 

Sin embargo, con la llegada de Internet al centro educativo y, por tanto, iniciándose progresivamente su integración en los planteamientos curriculares que desarrolla el docente se ha habilitado un nuevo canal de comunicación con enormes posibilidades formativas (este Congreso nos ofrece buena muestra de ello) y de intercambio informativo.

 

Ha llegado el momento en que los educadores debemos recordar el papel de la escuela como un auténtico servicio social. Internet se va a convertir en el medio a través del cuál, la familia va a prolongar su papel activo en la educación de sus hijos/as.

 

Podrán recibir comunicados personales y asesoramiento del profesorado para, entre 2 otros temas, la prevención de drogodependencias, en general, y del alcoholismo, en particular.

 

La nueva vinculación y cercanía en la relación familia-docentes supondrá necesariamente una educación formal (en la escuela) y no formal (en el hogar) más próximas en las formulaciones y modos pedagógicos de responder y atender más acertadamente la educación de los/as niños/as.

 

  • ¿Por qué prevenir concretamente el alcoholismo?

Nuestra propuesta de prevenir preferentemente el alcoholismo frente las  drogodependencias, no quiere decir ni machismo menos que estas no deban prevenirse. Simplemente, responde a la idea de que el alcohol aunque no lo parezca es una sustancia peligrosa y, particularmente, la que mayores consecuencias puede acarrear hoy en nuestro país: un elevado porcentaje del gasto público sanitario en nuestro contexto social es derivado de los problemas de salud que el alcohol acarrea (accidentes de tráfico, cirrosis, problemas psicóticos, etc.). La razón fundamental de esta situación es la gran permisividad social de la que goza el consumo de bebidas alcohólicas en nuestro entorno porque no existe el desarrollo de una conciencia colectiva del abuso de alcohol.

 

Es una situación en buena parte debida al fuerte enraizamiento sociocultural de su consumo. A lo largo de la Historia ha formado parte de nuestras celebraciones siendo un símbolo de alegría y bienestar. No resulta extraño observar cómo los propios padres en ocasiones permiten a sus hijos tomar ciertas cantidades de bebidas alcohólicas y si bien es cierto que su uso moderado no resulta dañino y la familia puede contribuir a inculcar este modo de utilización, no menos veracidad posee el hecho de que cuando el niño comienza a salir en la preadolescencia y adolescencia con sus amigos, puede tener en ellos otro entorno de permisividad y a veces de incentivo para su consumo, pero en esta ocasión al margen de la supervisión y vigilancia pautada de los padres. Esta situación a la postre, puede convertirse en el mejor caldo de cultivo para la génesis del alcoholismo cono todo lo que éste supone a todos los niveles (orgánico, psicológico y social).

 

Por ello y porque la edad de inicio de su consumo está disminuyendo alarmantemente entre los más jóvenes, estimamos necesario que padres y docentes adopten las medidas educativas adecuadas para generar ciertas expectativas de éxito en la prevención de los problemas derivados con su ab(uso).

Efectivamente, cada vez es menor la edad con la que los niños comienzan a "beber"; ésta, lógicamente, será una de las razones que nos llevan a proponer que comience su prevención desde el ámbito escolar y, por tanto, la razón de que el  profesor deba estar preparado suficientemente para desarrollarla. De otro lado, el niño escolarizado por la edad que tiene es un educando con una enorme susceptibilidad y una gran capacidad de adquirir hábitos y desarrollar actitudes que convenientemente guiadas serán saludables y posibilitadoras de que el día de mañana sea un adulto sano.

 

No obstante, el principal ámbito preventivo de estas u otras conductas poco aconsejables desde el punto de vista del mantenimiento y mejora de la salud, será sin lugar a dudas, la familia y muy especialmente los padres como personas cuyo ejemplo y consejos son de gran significatividad a edades tempranas.

 

Por tanto, quisiéramos consolidar aún más la necesaria vinculación que la escuela y el hogar deben desarrollar para una mejor educación del niño, proponiendo el desarrollo de una nueva dimensión educativa en el educador: nos referimos al asesoramiento que éste puede y debe ofrecer a los padres para prevenir conjuntamente el inicio precoz del 3 consumo de alcohol o el uso indebido/inadecuado del mismo entre sus hijos. Internet, en este caso, brinda un punto de encuentro en la compleja pero necesaria prevención del alcoholismo.

 

  • ¿Cuáles podrían ser algunas de estas posibilidades educativas de internet para la prevención del alcoholismo?

 

Nuestra intención al presentar las siguientes sugerencias no es ni mucho menos agotar las posibilidades de Internet (correo electrónico, foros de debate en tiempo real, listas de distribución, etc.) ofreciendo un listado exhaustivo, sobre todo partiendo de la idea de que la "Red de redes" está en un desarrollo continuo y por tanto en un permanente cambio que la abre a sucesivas transformaciones y nuevas posibilidades.

 

Más bien, nuestra pretensión es la de destacar algunas de las opciones que permite y que seguro sugiere al congresista "pistas" para la reflexión y el debate educativo necesario desde el cuál poder ir ideando la mejora de éstas y la autoformulación de otras que respondan con más cercanía a la propia realidad y necesidades de cada centro en diálogo y conexión con otros.

 

El "e-mail" o correo electrónico es una de las primeras herramientas que seguro pueden y deben ser rentabilizadas. A través de él, padres y tutores pueden demandar información relativa al tema que tratamos. Los docentes a iniciativa propia también pueden realizar un contacto mucho más directo con la familia a través de una comunicación interpersonal económica y rápida, con la que pueden orientar sobre el abuso de alcohol u otro tema de interés mutuo por ambas partes en lo referido a la educación de los pequeños.

 

El diseño y creación de una página web es otra opción. En ella se puede hacer acúmulo de la información que la propia red u otros espacios ofertan para la  prevención de drogodependencias en general y del alcoholismo en particular. Algunas sugerencias que pueden ser tenidas en cuenta por el docente a la hora de asesorar a las familias sobre lo que deben decir y cómo lo deben decir a sus hijos en relación de la bebida podrían ser:

 

Un primer consejo, sería el no forzar el tema de conversación sino más lo idóneo es dejar que éste aparezca de forma natural; momento en el que expondrán con claridad y tranquilidad las ideas convenientes, a ser posible, utilizando algún caso o alguna anécdota de la vida cotidiana o bien alguna noticia de los medios de comunicación. De cualquier modo, es aconsejable que el diálogo sea abierto y que dé cabida a las ideas del pequeño: expresar la opinión de forma distendida y tranquila sin llegar a imponerla, suele conducir a que sea más tenida en cuenta por el niño.

 

Las ideas a exponer durante el diálogo con el hijo, deben mostrarse carentes de dramatismo, con información objetiva y clara sobre los peligros de la bebida en exceso, tales como que al beber demasiado se pierde el control de uno mismo, se vuelve uno torpe y se atonta, hay más accidentes, se malgasta el dinero, etc.

 

Puede resultar adecuada la utilización de ejemplos mientras se habla, pero ejemplos que el niño pueda entender fácilmente, tales como que si se bebe demasiado alcohol uno se convierte en una persona muy enferma, que vomita, que fácilmente tropieza y se cae, que chilla y arma alboroto, transformándose en una persona desagradable. Decirle a los niños cosas que no pueden percibir claramente como que se produce una enfermedad hepática no sirve de mucho y tiene escaso valor profiláctico en general.

 

Otro aspecto importante constituye el ser un buen ejemplo para el hijo. Los niños comienzan a aprender desde muy pequeños a partir de lo que ven hacer a los demás, de entre los cuales los padres son con mucho los más importantes.

 

Consecuentemente, los padres que beben demasiado con regularidad y pierden el

control de sí mismos, difícilmente conseguirán el respeto de sus hijos para los que además no constituyen un buen ejemplo a seguir.

 

En el caso de ser padre que bebe en casa, lo conveniente sería que se comportara de forma natural siendo abierto acerca del tema para poder hablar con sinceridad sobre la bebida. En tal situación, sería apropiado saber controlarse, convirtiendo de este modo ese hábito en una parte agradable de su vida. Si el hijo pidiera probarlo no sería desacertado dejarle probar un traguito porque de lo contrario probable que lo haga igualmente a escondidas y siempre es mejor que lo haga bajo supervisión. Jamás se le animará a que beba, menos aún si es para divertirse ya que esto podría provocar el que trivializara el hecho de beber.

 

La "videoconferencia" es otro modo de ofertar actuaciones formativas de gran valor. Para estas videoconferencias pueden ser invitados médicos y expertos que desde la institución educativa pueden hacer llegar su saber a los hogares de los alumnos para los padres que no puedan desplazarse y asistir en directo a la actividad extraescolar.

 

Internet es un medio en el que se pueden difundir programas o juegos de realidad virtual con las garantías y revisiones pedagógicas pertinentes. El usuario con ellos podrá experimentar de forma simulada, por ejemplo, los efectos nocivos del consumo de drogas, en general, y del abuso de alcohol, en particular.

Navegar por Internet se está convirtiendo en una forma de ocio y diversión para todos. Pensemos en este caso en aquellos jóvenes que no emplean su tiempo libre y de ocio más que para "coger el punto" con la bebidas y bailar a toda "pastilla" durante la "marcha". Abrir "ciberestablecimientos" y las puertas del centro educativo y sus instalaciones, incluida la sala de ordenadores durante el fin de semana y durante las horas de la "movida juvenil" es una de tantas alternativas buenas que se les puede brindar a los jóvenes de la comunidad educativa. Es posible que el conocimiento de estas alternativas les motive en la realización de otro tipo de actividades más variadas y saludables. La vigilancia de los equipamientos escolares podría estar a cargo de algún/os miembros de la comunidad escolar que, por ejemplo, de forma rotativa irían repartiéndose la responsabilidad.

 

  • Bibliografía

De Arana, J.I. (1995). Los jóvenes y el alcohol. Madrid. Ediciones Palabra.

Gervilla, A. (Coord.) (1988). El curriculum: fundamentación y modelos. Málaga.

Innovare.

Rodríguez, J.L. y Sáenz, O. (Dirs.) (1995). Tecnología educativa. Nuevas tecnologías

aplicadas a la educación. Alcoy. Marfil.

 

FUENTE:
 Educared/Congreso

http://www.educared.net/congresoI/pdf/congreso-i/g9.pdf

 


Publicado por Fisac 9:06 AM / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.