Página de Inicio E-Mail
Contenido sindicado

Buscador:
 
 
 
Usuario: Password:
Recordar Contraseña|Registrarse >>

ALCOHOL EN LA ESCUELA

Publicado por daniel 14/08/2008 04:49 / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo

Diversión clandestina

Diana Martínez

MEXICO

Comercios irregulares ofrecen bebidas alcohólicas a jóvenes estudiantes a sólo unos pasos de sus escuelas?

 

A unos metros de los centros escolares, chavos y chavas cambian libros y mochilas por alcohol en cantinas clandestinas.

 

Ante la clausura cada vez más frecuente de cafeterías y bares en los alrededores de sus colegios, los jóvenes estudiantes acuden a supuestas tiendas y portones en los que venden desde "chelas" hasta "piedras".

 

Organizaciones civiles e incluso el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) alzaron la voz para que se implementen políticas públicas y se abran más espacios para el desarrollo de este sector de la población. Hasta el momento no han sido escuchados.

 

Rumbo de México hizo un recorrido por algunos de estos lugares, en ellos se constató que con sólo tocar a la puerta, inmediatamente se abre la posibilidad de tener un lugar de recreación en ocasiones prohibido para los jóvenes.

 

La mecánica es similar en todas las "cervecerías"; solos o en grupo, los chavos tocan las puertas y alguien se asoma y los examina, si no parece escolar o se muestra sospechoso no entra, a menos que alguien salga por él.

 

En todos los casos ninguno pide credenciales ni al ingreso, ni en el momento de adquirir las bebidas, pero son cuidadosos de que nadie esté siguiendo a sus clientes.

 

Las Vías

A Las Vías, ubicado en la calle Crisantema, colonia Tlatilco, llegan estudiantes de las diferentes escuelas profesionales del Instituto Politécnico Nacional (IPN) del Casco de Santo Tomás, sin embargo, los clientes más asiduos son los chavos de la "Voca 11", que tienen entre 15 y 19 años de edad.

 

Ex alumno de la Escuela Superior de Comercio y Administración, platicó que hace algunos años ese lugar era sólo una tienda ubicada a un lado de las vías del tren, en los límites de la delegación Miguel Hidalgo y Azcapotzalco, tenía láminas como techo y nadie la conocía. Sin embargo, cuando comenzó a correr el rumor de que ahí vendían cervezas sin ninguna restricción, llegaron los chavos, quienes le nombraron "la marrana" por las nulas medidas de higiene y el hedor que despedía. La tienda poco a poco se fue extendiendo, a tal grado que le destinaron una especie de garage para atender a los clientes; hoy en día cuenta de dos pisos, tiene una rockola y "¡hasta le pusieron baño!", dice el alumno.

 

Los viernes son los días que "se pone hasta el full", pero asegura que los chavos que van ahí son muy tranquilos, sólo van a tomarse un trago y se van.

 

A pesar de ser temporada vacacional, en Las Vías se pudo encontrar en total a cinco jóvenes que bebieron cerveza y "vodka", aunque la lista de bebidas es extensa. Ahí platicaron, hablaron por teléfono, intercambiaron canciones por celular y al acabarse el trago se fueron.

 

La Puerta y la Escalera

Afuera de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), plantel Iztapalapa, se pueden observar gran cantidad de comercios en la calle La Purísima, como centros de fotocopiado, fondas, cafeterías y papelerías, los cuales en su mayoría cuentan con los permisos y documentación correspondiente para operar. Sin embargo, algunos de los establecimientos ostentan el sello de clausura "por vender cigarros o bebidas alcohólicas a menores", dicen quienes atienden los negocios cercanos.

 

Los encargados de estos establecimientos denuncian que las autoridades delegacionales acosan a los dueños de las cervecerías y billares establecidos legalmente, empero, permiten que en los garages de las casas instalen "antros".

 

Uno de ellos es "La Puerta", ubicada en el número 34 de la Calzada La Purísima y famosa entre los universitarios por vender al menor costo las "caguamas". Se distingue de las demás casas por ser un portón negro en el que continuamente se observa un entrar y salir de jóvenes.

 

Otra alumna va casi todos los días a La Puerta con sus compañeros, aun cuando tengan clase. Asegura que es el mejor lugar de convivencia y ahí ha pasado buenos momentos. Aunque el volumen de la rockola y el ruido de los chavos no permiten una buena comunicación, lo que importa es "chupar a gusto", dice mientras se fija en la cerveza que sostiene en la mano el joven de la mesa de enfrente que se acaba de quedar dormido.

 

A pesar de ser una cervecería clandestina, hay una norma de reciente aprobación que los dueños tratan de cumplir a cabalidad; con cartulinas de colores fluorescentes se les invita a los jóvenes a apagar su cigarro en el área de no fumar si es que "no quieren ser molestados". La amonestación llega incluso a la amenaza de sacarlos del lugar.

 

A unos pasos de ahí está La Escalera, un billar al que se tiene que llegar temprano o "te quedas sin sillón y sin mesa para jugar".

 

A pesar de encontrarse ya clausurada, aún se observa el acceso a través de una escalera estrecha que lleva directamente al primer piso.

 

Consultados por este medio, varios jóvenes coincidieron en que éste era el mejor lugar porque había bandas de rock en vivo los jueves y viernes, además de la música estridente al ritmo de reggaeton la mayor parte del tiempo.

 

Rumbo de México tuvo acceso al lugar cuando aún estaba en funciones. Durante la visita se constató que una joven se acercó a la ventana donde se pedían las bebidas y, casi a gritos, pidió una "piedra".

 

El "barman" le dijo algo al oído y ella esperó.

-¿La conseguiste

- se le pregunta.

-Al rato- dice ella.

 

Más espacios

Tras la muerte de nueve jóvenes, siete de ellos menores de edad, debido al operativo ejecutado en la discoteca News Divine, organizaciones civiles se han manifestado a favor de crear políticas públicas en beneficio de este sector de la población, así como a la apertura de espacios para que puedan desarrollarse.

 

En ese sentido, la representante en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), consideró que se deben crear entornos diferentes, con oportunidades diferentes, para que los jóvenes puedan tomar las decisiones acertadas.

 

A pregunta expresa acerca de si en México se está fallando en la generación de espacios públicos para los jóvenes, se dijo que: "la situación no es de falla o de éxito, es un proceso constante en donde la política de juventud es una construcción y lo que estamos diciendo es que es necesario abrir más espacios y obviamente el desarrollo de un país tiene mucho que ver con los espacios, no solamente de desarrollo personal, sino también profesional".

 

En tanto, el director de la asociación civil Cauce Ciudadano, aseguró que el llamado de las organizaciones no gubernamentales es el de fomentar programas para que la juventud se puedan desenvolver en espacios seguros y dignos.

 

Por ello, ante la falta de programas federales y locales destinados a este sector de la población, cerca de 20 millones de chavos de entre 15 y 24 años, resultan afectados, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Población (Conapo), hizo un llamado a cambiar la mirada hacia los jóvenes, ya que "ése es el gran reto de la presente generación".

 

FUENTE:
Rumbo de México/Noticias

http://www.rumbodemexico.com.mx/macnews-core00005n/notes/?id=154569

 

 

    


Publicado por Fisac 9:06 AM / 0 Comentarios Ver nota completaEnviar nota a un Amigo
Comentarios:
Comparte con nosotros tus inquietudes Email

 
 




Siguenos a través de:


 
  Derechos reservados © 2006 Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.